●· Dreams with my Prince ·●

Buenas, fanátic@ de Prince of tennis! Esperamos tu participación en este foro que recién comienza... Oh, espera, ¿aún no sabes de qué va? Nah~ no te preocupes, te explico un poco del tema...

De seguro conoces un Fan Fic, ¿cierto? *ve aprovación por parte de la lectora* Bien, entonces no te costará comprender de qué trata este lugar...

El foro fue creado por una persona que adora escribir y leer las historiias de sus amigas, pero siempre pensó que no valía la pena tener tantas asombrosas historiias de Prince of Tennis desparramadas por todas partes de internet, así que se le ocurrió la loca idea de juntarlas todas en un sólo lugar. Así que, podríamos decir que:

Imaginación + lápiz y papel + tus personajes favoritos de Prince Of Tenis = ¡Este lugar!

Así que, si adoras escribir o quisieras aprender, y además amas este grandioso animé, ¿qué esperas? Regístrate y únete a este maravilloso foro que te estará esperando con los brazos abiertos Very Happy

PD: Necesitas estar registrada para ver todo el contenido de esta página <P
●· Dreams with my Prince ·●

Foro creado sólo para FanGirl's de Prince of Tennis.

Compañeros

Photobucket

Últimos temas

» Hitman
Dom Oct 07, 2012 10:21 pm por Kath Law

» Maid Coffee
Lun Jul 16, 2012 7:48 am por Kira Hatake

» 100 palabras para ti
Mar Abr 10, 2012 10:40 pm por Amaya

» SDD 1: Inicio de una nueva vida
Lun Abr 09, 2012 11:56 am por Kath Law

» Solo déjate llevar
Sáb Mar 10, 2012 3:32 pm por Kira Hatake

» Caballero Negro
Sáb Mar 03, 2012 3:18 pm por Kira Hatake

» Prepa...contiii
Sáb Feb 25, 2012 3:48 pm por Kira Hatake

» Vuelo 278
Vie Feb 17, 2012 2:30 pm por Kath Law

» Parallel World
Lun Feb 13, 2012 5:21 pm por Hiitomi Echizen

Diciembre 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario


    *Perspectivas*

    Comparte
    avatar
    Hikaru
    Recoje Pelotas
    Recoje Pelotas

    *Perspectivas*

    Mensaje por Hikaru el Vie Ene 13, 2012 10:12 am

    Una pequeña historia vista desde tres puntos de vista distintos. Tres personalidades distintas, tres perspectivas diferentes. Una amistad de tres, un romance de dos.
    Inui, Hikaru y Kamui, dando tres matices disimiles al modo de enfrentar un problema...



    Espero que lo disfruten ^-^ es una pequeña historia en tres capítulos ^-^

    *I*

    Él…

    Habían pasado tres meses. Tres meses de silencio absoluto y desconocimiento total. ¿Podría haber llamado para preguntar? ¿Podría haber averiguado dónde estaba, dónde había ido? Por supuesto. Tenía años con esa costumbre de recolectar datos y observaciones, buscar información sobre todo quien quisiera. Realmente hubiera sido muy fácil. Pero olvide un factor que escapaba de todos mis cálculos previos. Un dato que estaba fuera de todas las probabilidades que hubiera podido considerar. Mi orgullo. Me encontré desesperado pero al mismo tiempo reticente a mover un solo dedo. Abandonado pero con el orgullo lo suficientemente firme como para no preguntar a nadie.

    Él se había ido. A él le correspondía dar señales de vida. Al menos, así razonaba mi lógica. Después de todo, había desaparecido sin dar explicación, sin dejar una nota, sin nada. Sólo el silencio más angustiante que sufriera nunca.

    -¿Hola? ¿Me escuchas?


    Nuevamente me había perdido en las redes de mi pensamiento, aislándome de todo lo que me rodeaba. Tenía cada vez más seguido esos episodios de divague. Tal vez debería preocuparme. Pero por ahora, contaba con gente que me recordaba bajar a la tierra cada tanto. Me conformaba con eso. Volteé el rostro de la ventana hacia la pelirroja que me miraba con cara de circunstancia desde el sillón de su amplia sala. Tenía en una mano una pequeña cuchara y la otra la había apoyado en su cintura, para enfatizar el gesto de su rostro. Lo sabía. Podía leerla como un libro abierto casi. Años de estar juntos…vendría el sermón.

    -Sadaharu, puedes quitar esa cara de muerto en vida…es la tercera vez que te pregunto cuantas de azúcar.
    -Lo siento Hikaru, no te oí. Estaba distraído…
    -Ya lo creo, no necesito tener tu cerebro para darme cuenta de eso.

    Hikaru Fujiwara. Mi amiga desde que recuerdo y mi compañera de dobles en el tenis de secundaria. La conocía como la palma de mi mano y ella era una de las pocas personas que casi podía decir lo mismo de mí. No eran muchos de hecho los que pudieran hacerlo. La otra persona…bueno, la otra se había ido.

    No creo poder explicar cuanto me ayudo ella estos días. La veía ahí sentada dispuesta a darme el tercer o cuarto sermón del día, sin importarle las veces que le grite o que mi mal genio la mande a volar lejos. Sólo gesticula con la mano, frunciendo el seño, replicándome que ya se lo iba a agradecer. Y de hecho lo hacía, más de lo que podía expresar.

    No me consideraba una persona demasiado sociable o física. Por supuesto, mucho menos sentimental. Mi vida y acciones se apoyaban en números y probabilidades. Así era como estaba acostumbrado a manejarme. Hikaru lo sabía y solía respetarlo. Claro, dentro de los parámetros que ella consideraba aceptables. Sencillamente la adoraba por eso.

    -Discúlpame Hikaru-me alejé del ventanal y me senté frente a ella, mirándola con toda la intención de regalarle una sonrisa, tratando de venderle que no estaba tan mal el día de hoy. Por supuesto, no lo compró.
    -Yo te disculpo las veces que quieras Sadaharu, pero debes tomar una actitud más pro activa con este tema. O lo superas resignándote o haces algo al respecto-dijo de modo frontal, casi crudo, mientras servía el café en las taza-¿Cuántas de azúcar? ¿Dos como siempre o estas con algunos de esos regímenes de ejercicios raros tuyos?

    Así era ella. Pragmática, sin vueltas. Su lema era “no hay que preocuparse, hay que ocuparse”. Bastante interesante debo decir. Siempre y cuando uno tuviera ganas de ocuparse. Últimamente me resultaba más sencillo ignorar todo.

    -Dos como siempre. Y mis rutinas de ejercicios no son raras Hikaru. En la secundaria nos resultaron bastante bien…
    -Mmm…es cierto-revolvió ligeramente el café antes de alcanzarme la taza-pero ya no estamos en secundaria Sadaharu-me dijo mirándome a los ojos seria. Podría jurar que en ese momento me sentí cinco años menor que ella. Tomé la taza esquivando su mirada.
    -Lo sé, lo sé…-suspire, dando el primer sorbo de café
    -Si lo sabes, ¿entonces por que no te comportas como tal?

    No era un reproche ni mucho menos un reto. Hikaru jamás te reprochaba o retaba. No creía en eso. Prefería la frontalidad de las opiniones directas. Creo que por eso se llevaba tan bien con Kaoru.

    -Lo estoy haciendo. ¿O acaso me ves llorando por los rincones, quejándome de mi mala suerte?

    Levanté la vista ligeramente, casi esperando lo que me diría a continuación. Y no defraudó mis datos. La escuche resoplar y abrir bien grandes los ojos. Si las miradas mataran, ya estaría dos metros bajo tierra. Pero no levantó la voz en lo mas mínimo al responderme. De algún modo, era casi exasperante. No podía dejar de preguntarme que o quién sería el que la haga saltar y abandonar esa postura de madura frialdad.

    -No, no lo haces-dijo simplemente probando su café. Extra cargado, sin azúcar. Sonreí internamente. No había cambiado-Pero sería mas…¿normal?.. sí lloraras e insultaras a los cuatro vientos. No es que esa sea una postura adulta, pero al menos sería más sincera. Y hasta más productiva, creo.

    Se hicieron unos minutos de silencio. Ambos lo aprovechamos. Nuestros silencios no eran de esos incómodos que suelen darse entre las personas, esos que casi cortan el aire y asfixian y te dan ganas de salir corriendo sin mirar atrás.

    -No veo que puede ser lo productivo en eso-recargué mi espalda en el sillón, relajando los músculos. La miré a través de los lentes y la vi curvar los labios en una sonrisa.
    -¿Descargarte? ¿Liberar tensiones? ¿Reconocer que lo extrañas y no puedes estar sin él? ¿Dar un cierre al tema si es que has decidido no mover un dedo para ir a buscarlo y ver que sucedió?-levantó una ceja-¿Sigo, o captas el punto?
    -No me corresponde a mí ir. Él se fue. Tendría sus motivos.
    -Aha…y ¿no te carcome la duda por saber cuáles eran?-dejó la taza sobre la mesa un poco más enfáticamente. Fue algo apenas perceptible. Pero no se escapó de mis observaciones. Sonreí por eso. La fuerza de la costumbre.-si me dices que no, no te creo, así que ni te molestes.
    -¿Entonces para que preguntas?-le pregunte de modo burlón. Creo que logró sacarme la primera sonrisa del día. Bueno, decir sonrisa tal vez era demasiado exagerado.
    -Para fastidiarte, desde luego. Es lo que motiva mis días y mis horas-dijo con sarcasmo.
    -Deberías buscarte una meta más ambiciosa Hikaru-le dije serio
    -Y tú deberías ser menos idiota y averiguar donde rayos se fue Kamui e ir a buscarlo para pedirle una maldita explicación-nuevamente, no levantó un ápice el tono de voz. Nunca lo hacía. No era un reto. Sólo una opinión cruda y sincera.
    -No voy a hacerlo y lo sabes.
    -¿Pero no quieres saber?
    -Si quiero, desde luego.

    Ella me miró sorprendida.

    -¿Entonces? La respuesta no va a venir a ti como una epifanía o revelación divina, ¿lo sabes, no? No eres el mesías Sadaharu, no esperes la iluminación para mover el trasero.

    Ahora sí logró hacerme sonreír. La primera sonrisa sincera.

    -Lo sé, gracias por aclararlo de todas maneras.

    La vi quedarse en silencio, pero su cara no podía ocultar que estaba meditando que decirme a continuación. Pero a pesar de todos mis datos, no me esperé lo que me dijo.

    -¿Y si alguien lo averiguó por ti?

    *-*
    avatar
    Kath Law
    Subcapitán
    Subcapitán


    Hoja de personaje
    Nombre Personaje: Shizuka Atobe
    Grado: Tercero
    Escuela: Hyotei

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Kath Law el Vie Ene 13, 2012 1:16 pm

    Holaa me encanto ete fic, es la primera vez que Inui me simpatiza siempre lo habia omitido pero un fic con el es bastante interesante, me encanta la actitud de Hikaru ^^
    Espero leer pronto las otras dos perspectivas ^^


    _________________
    avatar
    Kira Hatake
    Subcapitán
    Subcapitán


    Hoja de personaje
    Nombre Personaje: Kira Hatake
    Grado: Tercero
    Escuela: Seigaku

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Kira Hatake el Vie Ene 13, 2012 3:11 pm

    Holitaaaaaaaaaaaaa
    Ésta nueva minihistoria crea buenas expectativas. Me gusta mucho el primer capítulo.
    Pobre Inui está en otro mundo desde que la persona que él amaba se marchó. Me agrada el personaje de Hikaru porque es muy sincera y dice las cosas a la cara, a pesar de que a veces pueda ser doloroso.
    Estaré deseando la conti y saber dónde está Kamui y todo lo que les sucederá a los dos amigos, Hikaru e Inui.
    Me encanta como escribes y nos leemos en la próxima conti.
    Cuídate
    Adiositooooooooooooooo Wink


    _________________

    avatar
    Kamui
    Conejillo de Indias de Inui
    Conejillo de Indias de Inui


    Hoja de personaje
    Nombre Personaje: Kamui Kaidoh
    Grado: Primero
    Escuela: Seigaku

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Kamui el Vie Ene 13, 2012 7:39 pm

    Aghhh tu Inui es tan perfecto! *.* lo adoro! Y Hikaru es una genia, siempre sabe que hacer y decir. Los maneja como quiere! Kamui siempre dando la nota con sus actitudes incoherentes.


    _________________
    avatar
    Hikaru
    Recoje Pelotas
    Recoje Pelotas

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Hikaru el Dom Ene 15, 2012 10:02 am

    T^T awwwwww...no saben lo feliz que me hacen al saber que les gusta esta historia!! Personalmente, le tengo un cariño especial a Inui Sadaharu. Me parece un personaje fascinante en muchos aspectos. Tiene tanto, tanto, taaaaanto potencial que me resulta muy atrayente. Me gusta escribir sobre él, usarlo en mis historias y me gusta la combinación que hace como amigo de Hikaru.
    Pero, más que nada, AMO la pareja que hace con Kamui. Esta dupla surgió casi por casualidad en los delirios cósmicos que tengo con mi nee chan y ahora simplemente no puedo verlo con alguien más que no sea el chibi Kaidoh xD Creo que son el uno para el otro "in so many ways..."

    En fin, nuevamente gracias por leer esta historia y acá les dejo la segunda parte!!! ^-^


    *II*


    Ella…

    Uno, dos, tres…Sabía que iba a quedarse sin habla momentáneamente. Tal vez no había comprendido del todo lo que quise decir…ó…tal vez estaba buscando la palabra adecuada para insultarme porque había entendido muy bien.

    Cuatro, cinco, seis…Lo vi moverse, acomodando en el sillón su metro ochenta y cuatro de estatura. Me miró a los ojos, con la pregunta formulada en la mirada a lo cual respondí alzando más aun la ceja.

    -¿Cómo dices?

    Finalmente recuperó el habla. La pregunta retórica me indicaba que seguía digiriendo lo que había escuchado. Bueno, que se preparara para el resto.

    -Lo que escuchaste. Si alguien lo averiguó por ti… ¿harías algo al respecto? ¿Qué harías con esa data, Inui Sadaharu?

    Abrió la boca para decir algo, pero la volvió a cerrar en silencio. Por supuesto, se había quedado helado. Yo no era tan inteligente como él, pero no había que ser Einstein para darse cuenta que eso no se lo vio venir. Me encantaba poder escapar a sus predicciones cada tanto. Y si había algo de lo que estaba segura era que no iba a dejar que mi amigo se hundiera en un pozo depresivo porque su orgullo no le permitía moverse para saber que había pasado. ¿Me odiaría por eso? Tal vez, tal vez…ya vería como lo manejaría.

    Vamos. Lo conocía desde que éramos niños. No era una persona que se abriera demasiado al resto. Prefería ser la persona que observa, no el que es observado. Conmigo era diferente. Yo podía saber lo que pensaba y lo que sentí. Conmigo dejaba, cada tanto, esa faceta de chico analítico y calculador. Tampoco es que le diera demasiadas opciones. Si quería sacar las probabilidades de que una pelota pudiera golpear en el ángulo opuesto de la línea de base, a dos centímetros exactos, perfecto. Estaba bien por mí. Pero todo tenía un límite. Hasta las estadísticas. Le había dicho quien sabe cuántas veces. Las personas no se mueven siempre en base a cálculos preestablecidos. Ahora podía verlo.

    -Hikaru…-lo note un poco molesto-¿me estás diciendo que tú…que tú…?-tenía los ojos un poco desorbitados. Esa expresión de confusión cuando algo o alguien se escapa de sus datos.
    -¿”Qué yo”…“qué yo”…?-repetí en tono burlón, inclinando mi cabeza y cruzando mis piernas
    -No te burles…-puchereó como un niño
    -No me burlo…bueno, tal vez un poco…pero no es la intención principal-le regalé una sonrisa sincera-no al menos ahora.
    -¿Cómo…? Es decir… ¿Cómo sabes? ¿Lo sabes? ¿Cómo? ¿Cuándo?
    -Del modo más sencillo del mundo, Sadaharu. No hace falta ser Sherlock Holmes. Sólo pregunté. Lo que tú no quisiste hacer.

    Por orgullo, quise agregar. Pero me contuve. Aun mi amigo estaba digiriendo es faceta no conocida de su personalidad. No presionaría por ese lado.

    -¿A quién?-levantó las cejas de modo abrupto
    -No hable con Kamui, si eso te preocupa. Recuerda, a mí tampoco me dijo nada cuando se fue. Relájate.
    -¿Kaoru?

    Asentí. Era la respuesta obvia después de todo.

    -Pero…no me dijo nada a mí. Kaidoh…no me dijo nada.

    Lo mire seria, inclinándome ligeramente hacia delante.

    -Tampoco le preguntaste, Sadaharu. ¿Crees que Kaoru vendría a decírtelo por su cuenta? El no se mete en los asuntos de los demás. Eso me lo deja a mí-le sonreí.

    Su rostro se fue transformando a medida que procesaba la información. Casi podía leer como su mente comenzaba a trabajar a mil por hora. Pensando, pensando…siempre pensando…
    Lo miré con ternura. Era buen chico. Un excelente hombre. Pero pecaba de razonar todo demasiado. Traducía todo comportamiento humano a números y desde mi punto de vista eso le hacía perder parte del espectro y del todo. Por suerte me tenía a mí para tirárselo por la cara.

    -¿Desde cuándo sabes?
    -¿Importa realmente?-me frunció el seño de inmediato-Desde hace un tiempo…bastante de hecho.

    Se puso de pie como resorte. Me miró desde arriba, casi enojado.

    -¿¡Y por qué no me dijiste!?-me gritó

    Me recosté sobre el respaldo del sillón, confrontando su mirada.

    -Porque no querías saber. Sino tú lo hubieras averiguado, amigo. No es como si hubiera hecho un trabajo de inteligencia, Sadaharu. La respuesta estaba a una pregunta de distancia.
    -¿Por qué me lo dices ahora?
    -Porque ahora si quieres saberlo, pero tu orgullo no te deja verlo. Tienes miedo de preguntar, tienes miedo de saber la respuesta y tienes miedo sobre qué hacer con esa información-volví a sonreírle-pero estoy segura que podrás manejarlo.

    Me puse de pie y tome sus manos entre las mías.

    -Ya deja de darle vueltas al asunto. Debes enfrentar la situación en algún momento. No quieres dejarlo ir. No debes hacerlo. Sólo tienes que decidirte a dar el paso necesario. ¡Vamos Sadaharu! Amas a ese chico. Todos podemos verlo. ¿Por qué no lo asumes de una buena vez y haces algo al respecto?
    -Pero…fue él quien se marchó. Él no quiere saber na…
    -No. No asumas cosas que no sabes. ¿Crees sinceramente que si Kamui no quisiera saber nada contigo, hubiera huido antes que decírtelo? ¿Kamui?-negué con la cabeza-Debes ajustar tus datos querido.

    Me miró sin decir nada. Nuevamente, pensando.

    -No analices tanto. Mira, te lo diré en tu idioma. ¿Cuáles son las probabilidades que Kamui se haya ido porque no quería saber nada más contigo?

    Medito unos segundos.

    -Bueno, no sé en números exactos, pero si tenemos en cuenta los factores de…

    ¡Dios!…Le di un pequeño golpe en la cabeza. No me dejó opción realmente.

    -Auch, Hikaru. ¡¡Eso duele!!
    -Pocas. Créeme. No analices-le dije seria-Ahora… ¿Cuáles son las probabilidades que Kamui se haya ido porque está aterrorizado con lo que siente por ti pero no sabe cómo enfrentarlo?

    Hizo una mueca con los labios.

    -Teniendo en cuenta…

    Lo fulminé con la mirada. Agachó la cabeza con una media sonrisa. Bien. Bien. Nos estábamos entendiendo.

    -Altas, creo…
    -Crees bien. ¿Entonces?

    Silencio. Se alejó unos pasos hasta volver a sentarse en el sillón, mirando la nada misma. Ahora era cuando debía dejar de presionar para que le chico asimilara lentamente toda la información en su cerebro. No es que no lo supiera. No lo subestimaba en lo más mínimo. Pero a veces hace falta que alguien de afuera te diga lo que ya sabes para darte cuenta.

    En cuestiones del corazón generalmente era a mí a quien le tocaba ese papel. Por más cursi que sonara.

    -Soy un idiota, Hikaru-dijo finalmente, ahora mirando al piso.

    Suspiré aliviada y acaricié su cabeza.

    -Lo eres, pero por suerte tienes una amiga que te adora y que no te va a dejar perdido a tu suerte hasta que tu cerebro se ilumine con alguna brillante idea.

    Caminé unos pasos hacia la repisa encima de la chimenea. Allí había un sobre color blanco. Lo tome entre mis manos y medite unos segundos antes de dárselo o no. Tal vez me había extralimitado en la confianza que tenía con él. Una cosa era presionarlo para que lograra entender que era lo que le sucedía y otra muy distinta era obligarlo o forzarlo a hacer algo. Lo miré de reojo y sonreí. Bueno, ya estaba hecho. Que lo tomara como una “sugerencia”.

    Me acerque de nuevo extendiendo el sobre hacia él. Sadaharu me miró directo y pude ver la pregunta en los ojos, tras los cristales de sus lentes.

    -Londres-tomo el sobre aun confundido-Kamui...está en Londres-miré el sobre blanco y sonreí-vuelo directo, en primera. El avión sale mañana. Adentro esta la dirección donde se está quedando-alce los hombros como restándole importancia al tema- tómalo como un regalo...o un consejo...o como quieras. Ya más no puedo hacer. No está en mis manos ahora.

    Uno, dos, tres...Miró el sobre y me miró a mí, para bajar los ojos de nuevo al sobre. Ok. Lo entendía. Había sido algo... “violento” todo. Pero así era yo. Odiaba las vueltas. Seguramente me tiraría el sobre en la cara y saldría dando un portazo, casi en una escena dramática de cine. Al menos no me quedaría con la sensación que podría haber ayudado.

    Cuatro, cinco, seis...Cuando esperaba el grito titánico de su parte, lo vi acercarse lentamente y abrazarme sin ningún tipo de reparo. Me beso en la mejilla y me miró a los ojos, queriendo expresar veinte cosas a la vez. Le sonreí de igual modo, y asentí en silencio. No hacía falta más. Se dio vuelta y salió casi corriendo. Me senté más relajada.

    Por suerte, la gente seguía escapándose de las probabilidades y las estadísticas...
    avatar
    Kira Hatake
    Subcapitán
    Subcapitán


    Hoja de personaje
    Nombre Personaje: Kira Hatake
    Grado: Tercero
    Escuela: Seigaku

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Kira Hatake el Lun Ene 16, 2012 7:14 pm

    Holitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    Me ha encantado éste capítulo.
    Aish! Hikaru ya de por si me gusta el personaje de INui pues me parece muy curioso, pero tu consigues que me guste todavía más.
    Me pareció muy interesante y linda la forma como Hikaru consigue que Inui se de cuenta de las cosas y deje un poco de lado sus calculos, aunque se lleve algún que otro golpecito en la cabeza XD.
    Hikaru es una gran amiga por decubrir donde está Kamui y darle a Inui ese ticket para viajar a Londres. Inui debe estar muy agradecido.
    Esperaré con ansias saber qué es lo que va a ocurrir con Kamui y con Inui.
    Nos vemos
    Cuídate
    Adiositoooooooooooooooo Wink


    _________________

    avatar
    Hikaru
    Recoje Pelotas
    Recoje Pelotas

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Hikaru el Vie Ene 20, 2012 3:48 pm

    Hola! Gracias Kira por leer y seguir este pequeño fic ^m^
    Me pone muy contenta que te guste. Acá les dejo la tercera y última parte. En lo personal, me gusta mucho escribir sobre esta pareja. Y a veces me gusta meter a Hikaru de contrapunto de los dos.
    Quisiera dedicarle la historia a mi nee chan (que después de todo es la dueña de Kamui xD) y agradecerle por dejarme usar al personaje en mis historias.

    ^-^



    *III*


    Él…

    Ya hacía dos horas que estaba caminando y la sensación de desagrado de la boca del estómago aun seguía firme, sin siquiera dar señales de querer irse. Tal vez debía aceptar que no tenía nada que ver con las escasas horas de sueño de esta última semana, como quería hacerme creer a mí mismo.

    Descansé sobre uno de los tantos miradores que estaban frente al río Támesis. No cualquiera. Mi preferido de todos. Descanse la vista cerrando los ojos y dejándome llevar por el ambiente. Siendo honesto conmigo mismo, reconozco que no era el lugar más bello del planeta. Las aguas del Támesis no son lo que uno llamaría cristalinas y puras.

    Así y todo, el lugar lograba capturarme y dejarme volar desde la primera vez que lo vi. Ahora que lo pienso, creo que mis piernas me llevaron hacia allí de modo inconsciente, o mi cuerpo se condujo solo a través de la memoria sensorial o el recuerdo de otras épocas no tan lejanas. O tal vez esté pensando demasiado…

    Lancé un suspiro al aire de manera bastante ruidosa y los pájaros que estaban descansando en la baranda salieron volando de manera estruendosa, casi respondiendo de manera grosera a mi resoplido. Estoy convencido que de haber podido, me hubieran mirado de soslayo, dedicándome una mueca de fastidio o de lástima. Pobre miserable infeliz que huyó de la única persona que logró comprenderlo en su patética vida…Seguro hubieran dicho eso de haber podido…y habrían expresado de modo fiel lo que sentía por mi mismo en esos momentos…

    ¿Por qué me había ido, dejando atrás todo? De sólo formular la pregunta en mi cerebro, el malestar en el estómago se incremento casi en un 10%. Sonreí. Un viejo habito adquirido. Los datos precisos y las probabilidades exactas. No sabía la respuesta. O era lo suficientemente idiota para no buscarla demasiado. O suficientemente inteligente para obviar el tema conmigo mismo y no reconocer lo que ya sabía muy dentro de mí. Que era más que probable que me hubiera equivocado.

    -What a twat…-dije sin pensar y mi voz se escuchó más patética de lo que hubiera querido o me hubiese gustado-great…just fucking great…my life is just the wankiest thing...

    Me di vuelta dándole la espalda al río, apoyándome por completo en la baranda. ¿Si me hubiera quedado y hablado sobre el tema…él hubiera comprendido? ¿Si le hubiera planteado mis inseguridades, las hubiera aceptado?

    -Probably… -me respondí a mí mismo. Seguro que sí. Hubiera sacado sus notas y estadísticas para resolver el asunto y pronosticar el mejor escenario. Y yo le hubiera creído y me hubiera aferrado a eso sin dudarlo, como el idiota enamorado que era…que soy.

    Fruncí el ceño mirando hacia adelante. Bien, enfrentemos la situación. ¿Lo amaba?

    …....Mis labios se curvaron en una sonrisa. Mejor comenzaría mi razonamiento con algo más sencillo. Así lo haría su amiga Hikaru.

    ¿Me interesaba? Desde luego. Desde que lo había visto por primera vez entrenando con mi hermano, armándole sus rutinas de ejercicios, siempre con su libreta a mano anotando vaya a saber Dios que cosa. Fue lo primero que me llamó la atención. El modo en que observaba todo y a todos. Y esa manera casi enfermiza que tenía de sacar cálculos y estadísticas para todo.

    ¿Me gustaba? Si. Un sí seguro y rotundo. Como hacía tiempo nadie. Lograba despertar de algún modo una faceta perversa con la que me sentía a gusto y, por qué negarlo, me excitaba bastante. Adoraba verlo dormido a mi lado, con el cabello revuelto y las largas piernas enredadas en las sabanas. Siempre con un brazo caído por fuera de la cama. Sentir su respiración en mi nuca o en el oído cuando lograba arrancarle algún susurro o gemido de placer cuando hacíamos el amor. Era un deleite total el verlo mirarme fijo por encima de sus lentes cuando estaba por decirme algo importante, y escucharlo decir mi nombre con ese tono grave de la voz.

    ¿Lo amaba? No lo sabía. Creía que sí. Pero ese sentimiento era demasiado complejo e implicaba demasiadas cosas. Amar significaba entregar el todo por el todo. Confiar ciegamente en esa persona. Abrirse por completo a alguien, sin condiciones...¿podía hacer eso? Una vez creí que sí...pero esto, esto era diferente.

    Con Sadaharu todo era diferente. Me odiaba a mi mismo por haberme ido, pero sabía que así como estaba no podía quedarme. No era justo para él. ¿Qué le iba a decir? “¿Te amo pero me muero de miedo?”

    El viento sopló más fuerte, desordenándome el cabello. Acomodé mi carpeta de dibujo bajo el brazo, al tiempo que intenté sacar de mi mochila una bufanda. Casi inmediatamente me di cuenta que la combinación de acciones había sido demasiado para mi regular torpeza. La carpeta se deslizó hasta el suelo y golpeó de canto, abriéndose al medio y desparramando una gran cantidad de su contenido. Bocetos en lápiz y dibujos entintados. Todos de estos últimos meses. Todos de él...

    -Bollocks!!-exclame indignado antes de agacharme a recoger los dibujos. Me acuclillé levantando uno por uno, con sumo cuidado, volviéndolos a meter en la carpeta. Los miraba a medida que los iba pasando. Debía mejorar un poco el trazo grueso. Algunas de las líneas todavía están algo desprolij... ¿un pie?

    Mi mano se quedó en el aire, a medio camino de recoger uno de los bocetos que estaba al lado del zapato de alguien. “Genial, un testigo de mi humillación”. Una de las esquinas del papel estaba por debajo de la suela, y la persona no parecía con ganas de moverse. Hice una mueca y revoleé los ojos sin levantar la vista.

    -Sorry, sir...could you...?-dije tirando apenas del dibujo. Que no me jodiera porque no estaba de humor.

    Vi la pierna moverse un poco. Más exactamente, flexionándose para agacharse. Bien. Un poco de amabilidad no viene mal. No terminé de procesar el pensamiento en mi cabeza cuando una voz grave, tan familiar como la palma de mi mano me susurró de manera algo irónica.

    -No importa el continente...hay cosas que no cambian, ¿cierto?

    Confieso que en ese momento tuve el primer bloqueo mental serio de toda mi vida. ¿Cuantos segundos, minutos, me quede con la mano extendida y sin levantar la cabeza? No lo sé. Seriously...

    -Es lindo...-dijo de nuevo la voz, refiriéndose al dibujo, claro-pero siempre me gustaron mas en lápiz...

    Levanté la vista lentamente para enfrentarme a un rostro conocido, enmarcado en un par de lentes rectangulares y una sonrisa extraña, algo sádica. Demonios...de solo verlo me daban ganas de besarlo...

    -¿Sadaharu?-la pregunta idiota para darle unos segundos a mi mente a formular una frase coherente-¿Cóm...? ¿Cuand...? Pero... ¿Quién...?-bueno, lo de coherente....-¡¡Hikaru!!-lance de pronto-¿¡Fue ella, cierto!?

    -¿Importa realmente?-lo vi alzar una ceja al responderme y pude jurar que noté un matiz de molestia en su voz. También estaba en su derecho. Se puso de pie y me miró desde la altura de sus casi 1,90 mt., serio. Rayos…me sentía tan pequeño a su lado. No hablaba precisamente de la altura.

    -No, no importa. No en verdad-dije también poniéndome de pie. Guardé el último de los dibujos en la carpeta en silencio. Lo miré fijamente, buscando las palabras correctas en el mar de confusión de mi mente. Por un lado, deseaba correr a sus brazos y hundir mi rostro en su pecho, llorando como niño y que me dijera que nada había pasado, que todo estaría bien. Por otro, deseaba salir corriendo y ahorrarme cualquier tipo de explicación lógica y sensata que de seguro me pediría. Era una persona racional al 100%. No entendía grandes arrebatos sentimentales o incoherentes de una mente algo confundida, menos si se iban sin explicación alguna.

    -¿Qué haces aquí?-de todas las opciones, se me ocurrió la pregunta más estúpida.

    Levantó nuevamente la ceja y me miró por encima de los lentes.

    -¿Lo preguntas enserio?-sonrió, con esa sonrisa suya que me crispaba los nervios de modo tan sugestivo-Siempre quise conocer Londres… ¿por qué otra cosa?

    ¿Sarcasmo? Vaya…no dejaba de sorprenderme a veces.

    -No es la mejor época para venir ¿sabes? Es frío y húmedo en esta época del año-dije en el mismo tono. Estaba molesto. ¿Por qué? ¿Por qué había venido? ¿O por qué mantenía esa postura distante y fría cuando hubiera querido que me abrazara ni bien me vio? ¿Por qué no me abrazaba ahora mismo?

    -Londres siempre es húmedo…es parte de su encanto, creo.-dijo alzando los hombros
    -¿Cómo me encontraste?- le pregunté sin cambiar mi actitud. Él pareció darse cuenta y enfatizó la sonrisa.
    -Pregunte. No fue tan difícil. Eso, sumado a mis datos. Fue bastante sencillo-se recargó contra la branda mirando al frente. Aproveché para mirarlo de arriba abajo.

    Llevaba puesto un sweater de lana gruesa de cuello alto, color verde malva. Una camisa color claro se dejaba ver por debajo de la cintura, las puntas sobresaliendo por encima del jean de corderoy color marrón oscuro. Un sobretodo hasta los tobillos color negro era el abrigo que había elegido, más una bufanda suelta. Me quedé helado. No era cualquier bufanda. Era la bufanda que yo le había regalado para su cumpleaños. Esa que Hikaru me criticó tanto porque según ella era imposible combinar rayas negras y amarillas con cualquier atuendo en el mundo entero, a no ser que estuvieras en Hogwarts. Ahora que lo veía, tal vez tuviera razón. Pero se lo veía adorable y tuve que esforzarme al máximo para prestar atención a lo que decía

    -¿Sabes?-levanté la vista para verlo- Me sorprendió que te ubicaran tan fácil. No hizo falta dar demasiadas explicaciones-sonrió de nuevo. Creo que si lo hacía una vez más me desmoronaría-Eres una persona que deja su marca en la gente, Kamui-dijo serio-la gente se acuerda de ti fácilmente…creo que hasta se les hace difícil olvidarte. Para algunos es imposible…-giró su rostro hacia mí al decir eso último.

    Yo no era ningún genio, pero me había dado cuenta del significado real tras la frase y de algún modo me hizo sentir halagado y miserable a la vez.

    -Tal vez debería alejarme de la gente, para no lastimarla…-me senté en el piso flexionando las rodillas, esperando que él se agachara a mi lado y me abrazara. No lo hizo.
    -Es cierto. Tal vez deberías-dijo casi de modo cruel-sería algo práctico sin duda.

    Sus palabras fueron crudas, directas y tan lógicas que me hirieron. Demasiado. ¿Qué esperaba? Me había comportado como un idiota. Por supuesto que nada estaba bien. Había venido a insultarme y luego mandarme a volar, recordándome que ni se me ocurriera volver a verlo o hablarle. Era lo lógico…Aferré mis rodillas con mis brazos, y no pude evitar esta vez que un par de lagrimas corrieran por mis mejillas. Humillante…

    -La gente no quiere que alguien deje su marca en ella para después desaparecer de la faz de la tierra-no había sentimiento alguno en su voz. Contuve el impulso infantil de llevar mis manos a los oídos para no escuchar lo que decía-y más si esa marca es tan profunda que es imposible de borrar. Tanto que es imposible conciliar el sueño. Imposible respirar… ¿por qué la gente querría estar con alguien que después de regalarle un mundo nuevo, se va sin motivo aparente?

    No supe que responder a eso. Sólo quería que se fuera. Ya había entendido.

    -Me equivoqué…-dije en apenas un susurro, sin pensar
    -Sí, lo hiciste.
    -Tienes razón, nadie querría estar con una persona así, que es tan cobard…
    -Te equivocaste…-me interrumpió mirándome ahora-en no dejar una nota aclarando que no te viniera a buscar. La próxima vez, si es lo que deseas, no te olvides de aclararlo, sino, me tendrás de nuevo tras tus pasos por más que te vayas al fin del mundo, Kamui…

    Mi respiración se cortó por varios segundos, al tiempo que mi corazón se aceleraba tanto que amenazaba con salir por la garganta. No me atreví a levantar la vista. Lo sentí moverse y ahora sí, acuclillarse a mi lado. Acarició mi cabeza en un gesto casi fraternal. Su mano, tan suave, se deslizo por mi mejilla y levantó mi mentón para conectar nuestras miradas. Ahora su sonrisa era dulce y sincera.

    -Kamui…quiero que entiendas algo. Te amo. Me debatí conmigo mismo y mi maldito orgullo entre venir a decírtelo y aclarar las cosas o dejar todo así y mandarte al diablo-hizo una mueca-pero de algún modo, esto último me resultó imposible. No puedo dejarte ir. Necesito saber-suspiró-Kamui…me siento incompleto si tú no estás conmigo, ¿sí? No hay datos ni notas que me sirvan para sobrellevar el día a día si tú no estás. No tengo con quien discutir la inutilidad de mis observaciones, mis manías o mis locuras…Te necesito.

    Sus palabras llegaban a mis oídos y de a poco mi mente se fue aclarando. La respuesta siempre estuvo ahí, al fin y al cabo. ¡Por Dios! ¿Cómo había podido ser tan idiota? No podía vivir sin ese hombre. ¿Cómo no lo vi antes? Mis labios se curvaron en una sonrisa y de a poco, comencé a reír. Una risa nerviosa, casi infantil. Lo vi contorsionar el rostro entre una mueca de sorpresa e indignación.

    -Diablos, Kamui…si no quieres saber nada, solo dilo…tampoco necesito que te burles de mi de es…

    Lo callé. Tomé su nuca y acerque su rostro al mío besándolo casi con desesperación. Mis brazos se enroscaron en su cuello y lo atraje hacia mí. Ambos perdimos el equilibrio y caímos al suelo. Sentí como respondía el beso, tensándose bajo mis brazos. Me separé lentamente, ahora encima de él, sujetando entre mis labios, su labio inferior unos segundos más.

    -No me burlo. Nunca me burlaría de ti…-me puse serio de pronto-Sadaharu…en verdad lo siento-esperaba que comprendiera lo que significaba para mí eso. Nunca pedía perdón. A casi nadie al menos-de verdad lo siento…no sabía cómo…tenía miedo…
    -Lo sé… ¿por qué crees que vine? No iba a perderte por algo así…
    -Te amo…-le dije, bajando un poco la vista, casi en un susurro
    -¿Disculpa?-sonrió de modo burlón-no te escuché bien…

    Fruncí en seño molesto. Lo hacía a propósito. Bien, bien. Me lo merecía. Sólo por esta vez…

    -Te amo-dije ahora fuerte y seguro, levantando el rostro, mirándolo a los ojos-te amo…

    Me sonrió como él sabía hacerlo, y acarició mi mejilla.

    -Me alegra saberlo, Kamui…me hace feliz oírlo. Por más que haya tenido que venir hasta Londres para escucharlo de tus labios…
    -Dijiste que irías hasta el fin del mundo…-repetí sus palabras frunciendo mis labios de modo infantil. Lo escuché reír. Una risa franca y sincera. Me miró y me susurró al oído antes de volver a besarme.

    -Hasta el mismo infierno, si es necesario…


    *Fin*
    avatar
    Kamui
    Conejillo de Indias de Inui
    Conejillo de Indias de Inui


    Hoja de personaje
    Nombre Personaje: Kamui Kaidoh
    Grado: Primero
    Escuela: Seigaku

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Kamui el Vie Ene 20, 2012 5:22 pm

    *_____* awwww son tan lindos siempre que los escribis! Y siempre haces a Inui tan sexy, incluso en frases simples! Siempre voy a atesorar este fic, es super adorable! ^^ Gracias por escribirlo!


    _________________
    avatar
    Kira Hatake
    Subcapitán
    Subcapitán


    Hoja de personaje
    Nombre Personaje: Kira Hatake
    Grado: Tercero
    Escuela: Seigaku

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Kira Hatake el Vie Ene 20, 2012 7:05 pm

    holitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    Aish! pero que bonito ha sido éste capítulo. Me ha encantado Hikaru.
    Las palabras de Inui fueron claras y sinceras (parece que se le pegó algo de Hikaru XD) y eso ayudó a que Kamui tuviera la suficiente fuerza para decirle que lo amaba. Me hizo gracia la actitud infantil de Kamui, pero sobretodo esa bufanda de rayas negras y amarillas, seguro que eso es díficil de combinar. jiji
    En definitiva amé el final " Hasta el mismo infierno, si es necesario..." es genial esa frase. Very Happy
    No me canso de decir que me gusta mucho como escribes y que nunca me canso de leer cosas escritas por ti.
    Nos leemos
    CUídate
    Adiositoooooooooooooooooo Wink


    _________________

    avatar
    Kath Law
    Subcapitán
    Subcapitán


    Hoja de personaje
    Nombre Personaje: Shizuka Atobe
    Grado: Tercero
    Escuela: Hyotei

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Kath Law el Mar Ene 24, 2012 8:24 pm

    Cielosss!! en realidad debo confesar que el yaoi no me es muy familiar o agradable, pero cielo santo este ha sido un excelente fic
    me encanto de verdad, el encuentro cuando se le caen todos los dibujos fue geniall
    me agrada mucho como lo escribiste todo es muy chevere


    _________________
    avatar
    Hikaru
    Recoje Pelotas
    Recoje Pelotas

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Hikaru el Dom Ene 29, 2012 11:33 am

    Muchas gracias por los comentarios!!! T-T me ponen muy contenta. Me alegro de verdad que les haya gustado. Me gusta mucho escribir sobre estos dos, y a este fic le tengo mucho cariño.
    Si, es cierto que el yaoi no es para todos, por eso traté de hacerlo lo más suave y cuidado posible nwn
    Gracias de nuevo por leerlo!!! *-*

    Contenido patrocinado

    Re: *Perspectivas*

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar Dic 18, 2018 8:07 am